search instagram arrow-down

Entradas recientes

#TOP8 | ¡Ojo pelao Nicolás!: Los cielos padecen violencia. Fanatismo religioso puede volverlos trizas

Por Chea Rodríguez (publicado en el Boletín Nro 3 – Año 2020)

Nota previa: conozco y reconozco comunidades cristianas que respetan la independencia de cada Estado sin poner como condición el sectarismo en cuanto a cultos… que aúpan los derechos fundamentales en igualdad equitativa para la humanidad entera, sin prejuiciadas distinciones. Un ¡¡¡VIVA!!! para ellas.

Hechos y dichos

En acto transmitido conjuntamente por radioemisoras y televisoras el 5 de diciembre de 2019, Nicolás Maduro Moros, presidente de la República Bolivariana de Venezuela, acompañado de los principales voceros del Movimiento Cristiano Evangélico por Venezuela, “en el nombre de Cristo” ordenó que:

1) El Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria “consolide” la Universidad Teológica Evangélica de Venezuela (de carácter privado) para “el desarrollo espiritual y social de las comunidades”, integrando 25 institutos relacionados (del total de 37 asentados en nuestro territorio) los cuales manejan una matrícula aproximada de cinco mil cursantes (y supuestamente cuentan con 50 mil egresados). Afirmó que esto sería “ejemplo para el mundo, [pues] vamos a abrir las puertas […]para que vengan evangélicos de toda América”.

2) Dos vicepresidencias sectoriales coordinen “los insumos, la logística y el apoyo a las 70 mil hectáreas productivas de la comunidad evangélica de nuestro país”.

3) Se instituya (para ello firmó un decreto sobreponiéndolo a la fecha en que se celebra el día del maestro y la maestra) el “Día Nacional del Pastor” cada 15 de enero (onomástico del líder bautista y activista afroestadounidense de derechos civiles Martin Luther King, nacido en 1929). “Preparémonos para el 15 de enero [de 2020, pues] lo celebraremos juntos”, auspició.

4) Se amplíe el programa Barrio Nuevo, Barrio Tricolor, para la atención de templos evangélicos (extendió esto también a los templos católicos) como “centros de encuentro del pueblo de Dios”.

Igualmente instó a desarrollar un poderoso movimiento cristiano evangélico unificador, que eleve la “conciencia” y los “valores morales” del Pueblo.

“Patria, comunidad y familia, humanidad en definitivo[…] Cada día tengo más fe en la fuerza de Cristo, porque él me acompaña, él me abraza, él me protege con su manto sagrado[…] Convirtamos la oración en acción y la acción en resultados para el bienestar social de la Patria de Bolívar”, declaró.

Mirada panorámica

El resumen anterior indica un sesgo confesional del Estado propiciado por el Gobierno Nacional, abriendo una brecha para transformar a la República Bolivariana de Venezuela en un pequeño colegio en el cual los varones vestidos de azul y las hembras vestidas de rosado estarán separados, ambos con una Biblia y un catecismo bajo los brazos, convertidos en militantes de iglesias beateras y de partidos políticos fundados por pastores y feligreses engordadores de cuentas bancarias…

Esto, al mejor estilo de la teología de la prosperidad del Brasil regido por Jair Bolsonaro hoy, y de la teología nacida con Ronald Reagan y el Instituto de Religión y Democracia (IRD) que se repotenció neoliberal y guerreristamente en el Estados Unidos de Donald Trump hoy, ambas líneas evangélicas a su vez inspiradas en el católico romano Concilio de Trento de la Europa de hace 500 años.

Se está contraviniendo el Artículo 59 de la Constitución nuestra, según el cual “el Estado garantizará la libertad de religión y de culto”, en lo cual va de suyo que no hayan favoritismos ni abusos de poder promocionales de tendencia ninguna.

Si se trata de alumbramientos mesiánicos, y no dudo que Venezuela con Maduro a la cabeza tenga esa virtud (pues en el orbe entero se está hablando de poderes populares constituyentes al estilo de acá), estos alumbramientos vienen en realidad de divinidades variopintas. Es muy lamentable que el primer mandatario nacional no entienda aún que las modalidades sectarias del Dios Cristiano que hoy le aúpan son, de fondo, potenciales amenazas: porque se creen mejorsotas, dueñotas de “la verdad” y referenciotas socialas.

Parece que nada aprendimos de latitudes donde izquierdas puritanoides pactaron con rufianes maldisfrazados de chéveras ovejas recientemente:

1) Dilma Roussef en Brasil, quien negoció la gobernabilidad con la iglesia-partido político neopentecostal Catedral Do Avivamento (casa matriz de lo que aquí hoy se conoce como Pare de Sufrir, con fuerte penetración en el oficialismo) y luego recibió la estocada de este grupo en el parlamento, siendo destituida.

2) Del lasallista salesiano Rafael Correa, quien en Ecuador insufló (granjeándose enorme antipatía entre aborígenes y movimientos sociales de avanzada) su fanatismo católico romano, y sus “colegas” le envolvieron en papel de regalo a Lenín Moreno para que lo apoyará como su sucesor, tronchando cualquier avance una vez electo.

3) Del golpe de Estado en Bolivia que vino de la mano de acomplejados “ecumenismos” que, sonrientes, nunca aceptaron la pluriculturalidad de Evo Morales, y supieron fichar a oficiales claves de cuerpos militares y policiales.

Antecedentes alarmantes

Además debe de acotarse la penetración sistemática de grupos evangélicos radicales (algunas veces en exclusiva, otras en alianza con adeptos de alas extremistas católicas romanas tales como los y las miembros de los Legionarios de Cristo, el Opus Dei y los Heraldos del Evangelio, y los seglares religiosos radicaloides como las Damas y Caballeros de San Vicente de Paúl, entre otros) en cuerpos militares y policiales, plantillas docentes de la educación pública, consultorías jurídicas de instituciones del Estado y, muy especialmente, en el Poder Electoral y el Registro Civil dependiente de dicho poder. Esto sin contar su determinante influencia en el canal abierto de TV nacional (manejado privadamente) más visto en el país: en el cual se asegura que se puede curar el “homosexualismo” y en la programación se suprimen con pitos menciones a palabras “pecadoras”.

A estos nuevos verdugos y verdugas los padecemos y tenemos pillados muy bien las gentas con identidades de género y orientaciones sexuales disidentes, cada vez más incipientemente víctimas de sus inobservancias de la “Resolución Nº 286 sobre las normas relativas a los derechos de las mujeres, a la igualdad y equidad de género en la Policía Nacional Bolivariana y demás cuerpos de policía estadales y municipales”, así como de la “Ley constitucional contra el odio, por la convivencia pacífica y la tolerancia”, las cuales nos protegen expresamente.

Lupa Génerosexuada

Me preguntan qué deberíamos de hacer las gentas que ante el ascenso público de estos fanáticos peligramos por nuestras identidades de género y orientaciones sexuales. Tengo dos perspectivas.

Una va dirigida a los y las macolleros supuestamente “nuestros”, quienes están al frente de organizaciones no gubernamentales en las que no hay más de dos o tres miembros (atornilladas por solapados enemigos y enemigas nuestros cercanos al jefe de Estado para que bloqueen cualquier arribo de activismo igualitario equitativo a las políticas públicas, generando un permanente clima de conflicto y dando largas y manipulando nuestras causas), quienes viven de ventajas, carguitos e inyecciones de fondos públicos (y encubiertamente reciben fondos indirectos de la Asociación Internacional de Gays y Lesbianas -ILGA, por sus siglas en inglés-)…

A ellos y ellas no me cabe más que felicitarlos y rogarles que continúen con sus nefastas diligencias que permitieron a los grupos beateros ocupar la palestra nacional: haciendo que deje de ser secreta su penetración del Estado y, por tanto, se revele que un grupo de iglesias evangélicas –y también los partidos políticos Organización Renovadora Auténtica (ORA) y Unión Popular Venezolana (UPV)- con concepción bolivariana pelean entre sí por cuotas de poder (y a la par pugnan contra quienes hablan de presuntos “ecumenismos” para que no pierda espacio lo católico romano –entre ellos unos pocos y abombados constituyentes–). Gracias a esta alcahuetería también se hizo manifiesto que a lo interno en cada una de esas iglesias se desataron conflictos, pues muchos feligreses desean que se respete la vocación espiritual de sus organizaciones y no quieren la transformación de éstas en órganos beligerantes politiqueros e hipócritas.

Esto es muy bueno pues así se desmentirá pronto que esas iglesias y partidos parlotean en nombre de todos los cristianos y cristianas, aglutinan a la “mayoría” de los y las ciudadanos, representan “la moral colectiva”, y por tanto “el proceso socialista bolivariano caerá” si se les constriñe y sanciona por sus actos delincuenciales discriminatorios disfrazados de libertades religiosas.

Otro formidable aspecto es que estos grupúsculos cupulares beateros ya comenzaron a despeñar a los activismos aparentemente “nuestros” que les abrieron trocha.

Mi otra perspectiva es para el resto de los y las activistas, quienes somos inmensa mayoría.

Sigamos ocupándonos de que nos conozcan y respeten nuestros vecinos, nuestras compañeras de trabajo.

Sigamos impulsando causas sociales de las que también somos parte (inquilinarias, de uso y consumo de bienes y servicios, culturales). Organicémonos para lo sencillo y práctico de cada día, defendiendo así la soberanía, visibilizándonos dignamente, conmocionando y añicando las etiquetas de enfermos y enfermas; motivos de vergüenza, susto y banalización; merecedores de venta y trata, subordinación y explotación, destierros, encarcelamientos, torturas y crueldades y eliminaciones, con que esas cúpulas beateras nos agreden. Vientos nuevos soplarán pronto.

¡Feliz y esperanzado año 2020!

Responder
Your email address will not be published. Required fields are marked *

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: