search instagram arrow-down

Entradas recientes

¡NI FACHO NI MACHO!

¡NI FACHO NI MACHO![1]

Publicado por ASGDRe el 17 de enero del 2011

De cómo se puede ser marica y “socialista” a la vez

Meses atrás, en uno de los tantos debates electrónicos que llegan a nuestras “bandejas de entradas”, pude leer un correo en el marco de un debate sobre los logros que la sexo-género diversidad (identidades trans, homosexualidad, lesbianismo, bisexualidad, entre otras) había tenido con este gobierno.

Quien escribía esas líneas  pretendía denunciar una amenaza que consideraba se estaba haciendo en su contra por posiciones políticas encontradas sobre el tema, oportunidad que él mismo aprovechó para escribir una réplica, que aunque no convocaba al debate abierto sino a la respuesta personal, inevitablemente involucraba a todo aquel o aquella que lo leyera. Desde ese momento he sentido la necesidad de reflexionar sobre esas preguntas, aportando algunas cuestiones que no pretenden responderlas, sino problematizarlas con cuestiones que creo son más pertinentes y necesarias para el momento histórico que vivimos. Aquellas preguntas de las que hablo son las siguientes:

¿Cómo hacen los gays revolucionarios para obviar hechos contundentes como la exclusión de la discusión de nuestros derechos en el marco de la ley de equidad de género? ¿Qué es eso tan fuerte que los amarra a un líder que no los considera dignos de derechos civiles?

¿Cómo se defiende a un presidente que dice ante el mundo respecto a la homosexualidad “ni yo ni los venezolanos lo vemos bien”? ¿Cómo se defiende a un gobierno que es consistente con su homofobia, ahora expresada en el rechazo a la inclusión de la Comisión Internacional de Derechos Humanos para Gays y Lesbianas (ILGHRC) en el Consejo Económico y Social de la ONU (ECOSOC)?

Francamente (sin querer parecerme a Alberto Nolia) estas preguntas me provocaron una profunda indignación, cosa que tal vez nos pasa a tod@s cuando se nos cuestiona lo obvio. Pero luego entendí la profunda necesidad de debatir esto con quién lo plantea y con quien aún ni siquiera lo ha considerado, pues todo lo que actualmente vivimos tiene la característica de ser tan nuevo como viciado.

En principio quiero plantear que todos y todas tenemos un lugar desde el que hablamos, pensamos y hacemos, y que nada en este mundo esta dado por obvio y natural. La homo-lesbo-transfobia no escapa a esto. Como personas transgéner@s, lesbianas, homosexuales, bisexuales, intersexuales, entre otros, somos también revolucionari@s, trabajador@s, artistas, cultor@s populares, afrodescendientes, estudiantes y por tanto sujet@s polític@s de este proceso de revolución. Soñamos, peleamos y demandamos no un simple reconocimiento legal y un respeto diplomático que disfrace el prejuicio y el rechazo, queremos mucho más, pues como diría Gioconda Belli al refereirse al 8 de marzo, QUEREMOS FLORES!

La discriminación por orientación sexual e identidad y/o expresión de género es algo que trasciende a cualquier individualidad, sea esta un líder político de relevancia mundial o no. Condenar a alguien por ser homofóbico no guarda mucha distancia con la condena que recibimos por ser maricos, pues la homosexualidad es tan natural en la sexualidad humana como el odio hacia la diferencia, es decir, la homofobia lo es al sistema capitalista. ¿Es que acaso los hechos contundentes que nos excluyen y discriminan no están en todas partes? ¿En qué lugar del mundo nosotros y nosotras tenemos acceso real a derechos civiles PLENOS? ¿Acaso la oposición venezolana no es también homofóbica, al igual que la iglesia, el sistema educativo, los medios masivos de comunicación, la sociedad entera?

En los Estados Unidos (vísceras del capitalismo moderno y  panacea de la diversidad sexual y de género para algun@s) sectores conservadores de ultraderecha están arremetiendo contra los logros históricos que los movimientos por la liberación sexual e igualdad de género habían alcanzado en ese país, re-impulsando poderosas campañas mediáticas en detrimento de la comunidad GLBT (gays, lesbianas, bisexuales y trans) con el fin de facilitar la anulación de leyes que garantizaban derechos fundamentales para nosotros en los Estados Unidos.  Se demuestra que los derechos civiles no son suficientes por si solos, pues se trata de simples reformas que dejan intacta la estructura opresora del sistema capitalista. Una ley, una reforma, un artículo o cualquier otra herramienta jurídica puede ser cambiada, derogada y eliminada por el gobierno y los dirigentes de turno. Cambiar las leyes sin cambiar el sistema no vale de nada. Venezuela no escapa a esta premisa.

En diferentes ocasiones denunciamos con horror y tristeza el asesinato de líderes campesinos sin prestar la mínima atención a las trabajadoras sexuales trans que matan en nuestras ciudades, considerando que estos últimos son hechos aislados que nada tienen que ver con procesos de resistencia y lucha al sistema hegemónico. Es necesario que comprendamos que la propiedad privada contra la que lucha el dirigente campesino opera en el mismo sentido que el control sobre nuestros cuerpos y deseos ante el cual se rebela una mujer transexual, el primero es al sistema capitalista lo que el segundo al sistema patriarcal, ambos dimensiones diferentes pero articuladas de la opresión. El nivel de conciencia y sistematicidad que tenga cada lucha no puede ser argumento para considerar que una tenga más mérito o virtud revolucionaria que otra, pues la trampa está en que el género, la sexualidad y el deseo han estado relegados a una dimensión intima de las individualidades que no tienen porque ser debatidas, entendidas ni defendidas en nuestros espacios de lucha..

No se trata de defender ciegamente a un líder, sino de apoyarlo con conciencia, no se trata de obviar hechos contundentes, sino de ver más allá de la realidad que se nos presenta y comprender las relaciones de poder y opresión que no solo discrimina la sexo-género diversidad, sino todas las expresiones humanas existentes. Eximirnos de participar en un proceso transformador promovido por un gobierno que procura acabar con las relaciones de opresión por señalarlo de homofóbico, es pecar de ingenuidad e hipocresía.

Si de homofobia se trata es imposible que este gobierno sea condenado al ostracismo, pues las acciones deplorables que ha cometido solo se compensan por sus re-conocimientos y avances. De los contrario cómo hubiese sido posible abrir un programa de atención médica desde el Ministerio del P.P. para las Comunas, que contempla entrega gratuita de medicamentos, operaciones quirúrgicas de salud,  programas de capacitación especial en los cursos que ofrece el INCES y resguardo básico de la comunidad trans en situación de calle en los centros de Negra Hipólita. Cómo decir que este gobierno es consistente en su homofobia cuando la propia Defensora del Pueblo, encabezó un Seminario Internacional de Formación en materia de diversidad sexual para FUNCIONARI@S PÚBLIC@S de todas las instituciones del Estado, desde la PN bolivariana hasta personal de instituciones como el IDENA, proceso que hizo posible la presencia de funcionarios de la Defensoría del Pueblo en la mal llamada “Marcha del Orgullo”. Cómo minimizar la reciente aprobación del Art. 4 de la Nueva Ley Orgánica del Poder Popular en la Asamblea Nacional que contempla la no discriminación por orientación sexual e identidad y/o expresión de género.

No existe una política de este gobierno abiertamente en contra del libre ejercicio de la diversidad sexual y las identidades y/o expresiones de género, pues no existe absolutamente ninguna política en concreto. Esto no puede ser argumento para amarrar este proceso, su líder y quiénes lo apoyamos a la cadena simplista de la homofobia y la discriminación. Son evidente las profundas contradicciones internas que tiene este gobierno en el tema de la sexo-género diversidad, así como en muchos otros aspectos de su gestión, contradicciones que nos implican como habitantes de este país, pero que nos involucran mucho más si somos conscientes del universo de cosas que atraviesan los procesos de transformación.

Si de lo que dijo Chávez se trata, en la famosa entrevista que un personaje público italiano le hizo al presidente cuando asistió al Festival de cine de Venecia, nuestro líder antes de enunciar la frase que fue tomada con pinzas y que lamentablemente no tiene nada de falso, expresó lo siguiente:

…Pero hay sociedades, hay sociedades, hay ideas que van madurando. […] De lo que si yo estoy en contra es de cualquier persecución a nadie, por inclinaciones sexuales […] Todos somos iguales, hay que respetar las particularidades del, del individuo, del ser humano. […] Entrevistador: ¿Tu que piensas sobre el matrimonio gay? ¿Yo? Igual que los venezolanos, que la mayoría de los venezolanos, que no lo vemos bien, PERO ES UN ESTADO DE OPINIÓN, es un estado de opinión, LO CUAL NO SIGNIFICA QUE ESTAMOS EN CONTRA, QUE YO ESTE EN CONTRA de lo que piensen ustedes.”   [2]

Compañer@s, viniendo de un militar veguero, esta es una postura bastante sorprendente. Analicemos pues lo que el presidente dijo, y que cada quien saque sus propias conclusiones. Finalmente, es imposible decir que la Revolución Bolivariana a saldado la deuda histórica con las personas sexo-género diversas, es innegable los vicios adecos-copeyanos que permean la Asamblea Nacional y como las prácticas de la IV República aún imperan en gran parte de la Estructura de Estado. Pero también es imposible ocultar los avances que se han dado en materia de sexo-género diversidad  en diez años del gobierno liderado por nuestro presidente, pasos impensables en gobiernos anteriores que han abierto los espacios para que diferentes colectivos articulemos nuestra lucha con otros movimientos y organizaciones populares.

Todavía los principios de una moral burguesa impuesta orienta el hacer de nuestro gobierno y nuestra sociedad, los colectivos, organizaciones e individualidades “activistas GLBTI” no son inocentes a esta situación y mucha complicidad tienen al desentenderse de la enorme responsabilidad que pesa sobre nuestros hombros, limitándose a mantener espacios tradicionales para las personas sexo-género diversas, fortaleciendo la visión de “gheto” y profundizando aún más el abismo que existe entre el mundo de ambiente y el resto de la sociedad. Es necesario que rompamos con esta barreras y hablemos, donde no se haya iniciado y desarrollado ya el debate, libre y concientemente de esto.   Creemos fundamental que el debate de género y diversidad se incorpore a las agendas de lucha del movimiento popular venezolano y latinoamericano, y no porque haya personas homosexuales y lesbianas que son revolucionari@s, pues no todas las personas negras, pobres y oprimidas en este mundo luchan por una sociedad distinta, sino porque es otra forma más de opresión que debemos visibilizar y destruir si de verdad queremos alcanzar una sociedad igualitaria

En décadas pasadas y latitudes lejanas los movimientos antiimperialistas y anticapitalistas estuvieron abrazados con la lucha por una sexualidad plena y soberana de nuestros pueblos, Venezuela tiene que encarnar de nuevo ese espíritu maravilloso que duerme en nuestros corazones combativos. Ya defendemos con conciencia el carácter contra-hegemónico que hemos logrado alcanzar en nuestra Revolución, ahora debemos atender el llamado que han hecho diferentes grupos feministas principalmente a avanzar y decretar el carácter anti-patriarcal de nuestro proceso bolivariano. El camino está, solo tenemos que andarlo y abrirnos paso ante las adversidades, dándonos cuenta que lo importante no son las respuestas, sino las preguntas.

Simón Hurtado

[1] Consigna del “colectivo de varones Antipatriarcales” de Argentina
[2] Las mayúsculas son propias

Responder
Your email address will not be published. Required fields are marked *

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: